En inglés usamos frecuentemente la exclamación Oh my god! para expresar asombro, ya sea una sorpresa agradable o algo negativamente inesperado.

Oh my god, I passed the exam!

Oh my god, I forgot I had an exam tomorrow.

Para lograr la connotación deseada, tenemos que acompañar nuestras palabras de la correcta entonación. Pero ya sea para expresar sorpresa, enojo o felicidad, esta frase se usa con regularidad en inglés. Por eso, puede que en algún momento te aburras de ella y quieras cambiarla, así que te compartimos otras alternativas.

Oh my!

Cuando tenemos una conversación informal en inglés, siempre buscamos comunicarnos de forma rápida, sencilla y relajada. Oh my! representa, justamente, una versión más corta de Oh my God. Esta variante nos permite expresar sorpresa o placer.

Oh my, this cake is amazing. Can I have another piece?

Holy moly!

Al igual que la anterior, esta frase puede expresar tanto una sorpresa agradable como un shock inesperado. La rima entre ambas palabras le da un toque simpático y natural.

Holy moly, that dress is expensive!

For goodness sake!

Esta frase se usa mayormente para protestar ante una persona que nos genera molestia y frustración.

Would you let me finish my story, for goodness sake?

Oh, dear

Esta frase se utiliza generalmente para manifestar sentimientos negativos, como preocupación o desaprobación ante una situación que no es de nuestro agrado.

This place is on the 15th floor, and there’s no lift? Oh, dear.

Recordá que la variedad de nuestro vocabulario es clave para comunicarnos de manera auténtica. Así que adelante, experimentá con estas alternativas y dale un toque fresco y dinámico a tu inglés.

 

Quiz: Oh my God!

 

¿Listo para poner a prueba tus nuevos conocimientos? Resolvé este breve quiz para repasar lo aprendido y fortalecer tu comprensión. Ready, set, go!